De donde menos lo esperas puede aparecer la fotografía de tu vida. Yo aún la estoy esperando.

La Super Luna

La historia de esta foto es rara, un poco como yo, vamos. Todo el mundo hablaba de la Super Luna, de lo grande que era, lo bien que se veía, que no iba a volver a pasar en años, bla bla bla. Pero aquí el cielo estaba totalmente nublado y sólo podías adivinar dónde estaba por el brillo que se atisbaba a través de las nubes.

Ya daba por perdida la foto, cuando de pronto el último día estaba tuiteando de mal humor a las dos de la madrugada y me dio por asomarme a la ventana, sin esperanza alguna. ¡¡Y no-había-ni-una-puñetera-nube!!

Ahí me veis vistiéndome a todo correr y saliendo en silencio de casa cargada con la cámara y el trípode, dejando una nota a mis padres por si se despertaban. Cogí el coche, fui a un sitio más o menos despejado de edificios, monté todo el tinglado y saqué como treinta fotos, más feliz imposible. Eso sí, con una navaja en el bolsillo “por si las moscas”, que yo soy mucho de que vengan a robarme, y con la puerta del coche abierta por si tenía que huir en plan rápido. Que sólo pasó un hombre con pinta rara, pero me vio y se cambió de acera. Creo que le di miedo yo.

Y aquí está el resultado.

Anuncios

2 comentarios

  1. Anónimo

    No se que me d mas miedo: salir a las mil a hacer fotos sola o pensarque llevas una navaja en el bolsillo xD

    31/03/2012 en 22:57

    • A mí me daría más miedo lo de que se cambien de acera al verme…

      02/04/2012 en 08:48

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s