De donde menos lo esperas puede aparecer la fotografía de tu vida. Yo aún la estoy esperando.

Como agua de río

Consejo: si vais a haceros fotos en la ducha (meramente artísticas, sin guarradas que os conozco) abrid la ventana y la puerta. De otro modo, corréis el riesgo de que se os empañe por completo el objetivo, como me pasó a mí. Y no es para nada gracioso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.