De donde menos lo esperas puede aparecer la fotografía de tu vida. Yo aún la estoy esperando.

Piel de Porcelana

De esto que pasas por la sala y te quedas mirando un armario como si lo vieses por primera vez. Y te das cuenta de que dentro, para tu mirada de fotógrafa, hay un pequeño tesoro. Una ecléctica colección de muñecas en la que hacía años que no te fijabas. Algunas preciosas, otras extrañas, y unas pocas con una cara de psicópatas que te las imaginas andando hasta tu cuarto por la noche y descuartizándote sin despeinarse. Y así, en exactamente cuarenta y cinco minutos (con lo cual los resultados han sido bastante satisfactorios, teniendo en cuenta la prisa que me di) realicé estas sesiones de fotos, con unas modelos que… chico, ni se inmutaban. ¡Ni que no fuesen de carne y hueso!

Aquí pillé “in fraganti” a la madre con su hija que iban de paseo por el parque. Llamémosle parque, o camino que lleva a Oz.

Después posó para mí una niña prodigio. Teníais que oírla tocar el arpa, ¡como los ángeles!

Luego cogí un helicóptero y fotografié a esta bañista cuando sobrevolaba el lago. Creo que el lago está donde acaba el camino a Oz, por lo que presupongo que se llame el Lago de Oz (estoy de un gracioso que me salgo).

Ya por último, cuando volvía a casa vi a una chica toda mona ella con su sombrilla para evitar esas antiestéticas pecas. Hombre, mucho sol no hacía, pero le daba un porte aristocrático perfecto. Como estaba muy cansada de tanto andar, llamé a la puerta de la primera casa que encontré, y me invitó a pasar una mujer guapísima llamada Blancanieves, que, muy amable, me ofreció asiento. Me dijo que ella ya estaba cansada de esperar sentada a un tal Príncipe Azul, que por lo visto le había salido rana. O a lo mejor el pobre hombre se había perdido y necesitaba alguien que le regalase un GPS.

Anuncios

7 comentarios

  1. crazymj

    muy chulo el reportaje, aunque las muñecas de porcelana no son mis pasión, algunas acojonan con sólo mirarlas jajajaja

    unbeso!

    15/06/2011 en 13:39

    • A mí tampoco me entusiasman, pero las vi ahí y me dije “¡qué leches!”.

      Eso sí, no les hice foto a alguna que había que daba un poco de mal rollo… de esto que te levantas por la noche, la ves en el pasillo y antes que acercarte meas por la ventana xD

      Un beso!

      15/06/2011 en 15:59

  2. ¡no se metan con las muñecas de porcelana que llevan toda la vida diciéndome que parezco una!!! xDDD Me encanta el reportaje pequeña ^^

    15/06/2011 en 20:34

    • Pero los que te decían que parecías una muñeca, lo decían por las bonitas como las mías o de esas que dan miedo y se vuelven asesinas por la noche?? jajajaja

      Muchas gracias preciosa!!

      15/06/2011 en 21:06

  3. La primera foto impacta, para ser un objeto haz conseguido con tu cámara que la muñeca transmita algo, no se el que, pero te paraliza.

    15/06/2011 en 21:03

    • Espero que no te paralice de miedo! (es broma, es que hay mucha gente con fobia a las muñecas de porcelana)

      Muchas gracias por tu comentario Samuel, espero que sigas visitándome!

      15/06/2011 en 21:04

  4. tía pues supongo que me lo dirían por lo blancurria q soy xDDD vaya colorcillo de piel más chungo tengo xD

    15/06/2011 en 23:26

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s