De donde menos lo esperas puede aparecer la fotografía de tu vida. Yo aún la estoy esperando.

Y tú… ¿qué querías ser de mayor?

Seguro que alguien, cuando era pequeño (y no tan pequeño) quería volver a ser niño para hacer de nuevo la comunión. Volver a juntarse con la familia, vestirse como una princesita con los amigos, recibir un montón de regalos y ser el centro de atención ese día. Sentirte mayor y apreciado y que todo el mundo estuviese pendiente de ti. Formar parte de algo único.

Habrá otros que siempre quisieron ser fotógrafos. Gente pesada, como yo, a la que le dabas una cámara y ya no la soltaban. Que luego de esas miles de fotografías sólo había un par de ellas decentes, pero eso era lo menos importante. Gracias a esa obsesión, ahora tienes álbumes llenos de recuerdos, recuerdos que, de otra manera, se habrían perdido en el olvido.

Yo de pequeña, durante muchos años, quise ser cantante. Tenía una voz muy bonita y llegaba casi a las notas más altas de cualquier canción. Ya con poca edad me sabía muchas canciones en inglés (aunque no entendiera nada) y escuchaba música a todas horas.

Luego, claro, me cambió la voz y no llego ni a la mitad de las notas que antes, pero sigo intentándolo.

Aunque, si soy sincera, el primer sueño que tuve fue el de ser veterinaria. Para eso fui muy común, creo que la mayoría de los niños han querido serlo en algún momento de su infancia. Creo que habría sido buena, porque hay veces que me importan más los animales que las personas, pero este sueño también se desvaneció con el paso del tiempo.

¿Y a qué niño no le gustaba pintarrajear las mesas, las paredes y los papeles, tanto en casa como en el colegio? Y pensaría que hacerse pintor sería un oficio bonito, donde podría estar coloreando soles y bosques todo el día.

A mí siempre me ha gustado mucho leer. Casi demasiado. Tal vez algún pequeño pensó que de mayor podría hacerse escritor. O bibliotecaria (aún no he decidido del todo qué quiero ser en esta foto), y pasarse todo el día entre libros, empapándose de su olor tan característico y evadiendo la realidad entre tomos de fantasía y aventuras épicas.

O quizás ese niño no tuvo una infancia feliz, y vivió entre violencia y escasez. Y quizás deseó haber nacido en otra época, en una más bonita, llena de colores, un tiempo de ensalzar sentimientos y estar en paz los unos con los otros.

Puede que ya desde su más tierna edad se le dieran bien los deportes, y puede que pensase que podía dedicar a ello su vida de adulto. Viendo en la televisión los partidos de fútbol, o de tenis, o de boxeo, o de baloncesto. Y creciendo con ellos.

Y, finalmente, tal vez ese niño creció ayudando a su madre a preparar la comida, y deseando hacer eso mismo cuando fuera mayor. Asociándolo con el sentimiento de compartir risas y alegría, de divertirse, de que nadie te regañase por ensuciar la cocina con tus juegos.

En resumen, una infancia más feliz. Una que todos desearíamos que volviese.

Anuncios

12 comentarios

  1. Gran entrada 😉

    25/08/2011 en 22:04

  2. Yosi

    De dónde sacas todas estas ideas tan maravillosas???

    01/09/2011 en 17:01

    • La verdad es que no lo sé… A veces voy descubriendo cacharros por casa y se me ocurren fotos con ellos, y de ahí saco un tema. También se me ocurren cosas intentando dormirme. Es que soy un poco rara xD

      04/09/2011 en 13:23

  3. Angel O

    Uhmmm cuantas cosas quise ser yo y ahora no soy ninguna… aunque sé que quiero ser, algo es algo…

    Muy chula la entrada, aunque das miedo en la de boxeadora XDDD

    06/09/2011 en 13:42

  4. Yo también quería ser muchas cosas de pequeña, y mira… ni una sola, qué tristeza…

    Lo de boxeadora es para que no os fiéis de las apariencias, que seguro que os doy un puñetazo y os tumbo xD

    06/09/2011 en 21:04

  5. Que gracioso tu gato siamés en la foto de veterinaria, mirando para la jeringa con cara de preocupación.

    Y la última de cocinera, es igual de graciosa y expresiva. Me encanta y todas las demás fotos también están geniales.

    Saludos.

    07/09/2011 en 11:49

    • Es que mi gato tiene un trauma con el veterinario, así que vio la jeringuilla y claro, ¡se puso tenso tenso!

      Me alegra mucho que te hayan gustado las fotos. ¡Un saludo!

      14/09/2011 en 09:57

  6. Yo de pequeño queria ser Superman…

    08/09/2011 en 09:21

    • Yo es que siempre quise ser veterinaria. Aunque creo recordar que hubo algún tiempo donde me llamaba lo de ser astronauta. Típico de niños…

      14/09/2011 en 09:57

  7. pedro

    que linda, ahora que lo pienso yo siempre quise ser quien soy..

    29/08/2014 en 03:33

    • Pues no sabes la suerte que has tenido en eso, Pedro, porque la mayor parte de la gente sigue perdida toda su vida…

      10/09/2014 en 18:08

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s