De donde menos lo esperas puede aparecer la fotografía de tu vida. Yo aún la estoy esperando.

Tigres albinos

Antes de daros ningún dato técnico, os voy a contar una anécdota.

Reconozco que, cuando llegué y vi los tigres albinos, me podría haber quedado mirándolos eternamente. De hecho, estuve allí como veinte minutos. Me parecieron tan majestuosos, tan elegantes, tan bonitos, con una mirada fascinantemente peligrosa e inteligente y unos gestos tan parecidos a los de mi gato que no podía evitar reírme.

Pues ahí me teníais, adorándolos con la mirada y con la cámara, sin despegar los ojos de ellos, cuando de pronto llega a mi lado una familia. Ni siquiera se pararon, aunque eso no fue lo peor. Lo peor es que uno de los hijos (alguien ya mayor, no un adolescente) pasó diciendo cosas como “Dios, qué feos son“, “Deberían volver a traer los otros tigres“, “Si es que míralos, son asquerosos” y otras lindezas de ese tipo.

Os juro que, en ese momento, si me dais una metralleta no habría tenido balas suficientes. Simplemente, hay gente inculta que no sabe apreciar lo que tiene delante de sus narices, y no se les puede pedir más. Pero tener que escuchar sus opiniones hace que me indigne y me hierva la sangre.

Dejando esa anécdota a un lado, os cuento que estos tigres albinos son, en realidad, dos tigresas llamadas Agra y Pandora, y son hermanas. No son albinas, sino que tienen una rara mutación genética que ha eliminado su característico color anaranjado y lo ha sustituido por un maravilloso blanco con rayas marrones, única nota de color junto a sus ojos azules y su nariz rosada.

Las tigresas aún no han cumplido dos años, y han sido trasladadas al Zoo de Santillana desde un centro francés. No esperéis más para visitarlas, merece la pena.

Anuncios

11 comentarios

  1. Esa familia igual no se han parado a pensar que los tigres albinos igual han pensado lo mismo de ellos…jejeje.

    14/05/2012 en 13:27

  2. Es broma, no? Estamos hablando de un león de verdad? Eso es legal? Hasta cuándo lo tuviste? WTF??

    14/05/2012 en 18:20

    • No es broma no. Si es legal, para aquellos años creo que sí. Pues lo tuvimos un tiempo, hasta que lo llevaron al Zoo de Santillana.

      14/05/2012 en 18:29

      • Es el que está allí todavía? Qué fuerte me parece la historia, para que luego digan mis padres que siempre estoy llevando bichos a casa, lo mío no es nada! xD

        14/05/2012 en 18:33

  3. Pues no sé si es ese o es uno de los que están ahora en Cabarceno, pero vivir, sé que sigue vivo. Ojalá hubieramos podido quedarnosle. 😦

    14/05/2012 en 20:20

  4. Berciano

    Son unas fotos realmente impresionantes, vaya ojazos! Y vaya dientes…

    14/05/2012 en 23:35

    • Los ojos son hipnóticos, pero los dientes dan miedo de verdad!

      15/05/2012 en 12:21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s