De donde menos lo esperas puede aparecer la fotografía de tu vida. Yo aún la estoy esperando.

Sobre el mar

MarNo cesan sus eternos murmullos,
rodeando las desoladas playas.
Y el brío de sus olas
diez mil cavernas llena dos veces,
y el hechizo de liécate les deja su antiguo son oscuro.

Pero a menudo tiene tan dulce continente
que apenas se moviera la concha más menuda
durante muchos días, de donde cayó
cuando los vientos celestiales pasaron, sin cadenas.

Los que tenéis los ojos dolientes o cansados,
brindadles esa anchura del Janar, como una fiesta;
y los ensordecidos por clamoreo rudo
o los que estáis ahítos de notas fatigosas,
sentaos junto a una antigua caverna, meditando,
hasta sobresaltaros, como al cantar las ninfas.

(John Keats)

NojaPorque hay pocas cosas más bonitas y que más tranquilicen el espíritu que sentarse frente al mar. Sólo escuchando, sólo sintiendo, sólo llenando tus oídos con el rumor de las olas.

Anuncios

4 comentarios

  1. Hay poca gente que sabe apreciar amaneceres o anocheceres. Ver estallar el cielo en colores cálidos y suaves, pasar del negro de la noche a una explosión de vivaz energía que penetra en los ojos y no se marcha nunca o viceversa; es una belleza minus valorada que animo a más gente a vislumbrar, admirar y recordar.

    23/10/2013 en 13:45

    • Este verano pude ver desde el balcón de mi casa en el pueblo el amanecer (porque no me dormía), tapada con una manta sentada en una mecedora. Fue espectacular ver aparecer el sol por detrás de las montañas (habrá fotos). Aunque soy más de atardeceres, que hay que madrugar demasiado…

      23/10/2013 en 23:57

  2. Pero hay días que no puede faltar ver un amanecer. Una vez me dijo la amiga de un amigo (sí, realmente fue así aunque suene a otra cosa) que había dos días que no podía faltar ver un amanecer: En año nuevo y por San Juan. Aunque de vez en cuando sales de la fiesta a las 7:00 de la mañana y ves el amanecer en la bahía, y no puedes evitar sentarte en un banco con el cieguete a mirar tan bello espectáculo. Lo malo que cuando empieza la fiesta vespertina al alba, comienza el desfile de borrachos y te joden toda la mística del momento.

    24/10/2013 en 08:56

    • Yo es que cuando salgo de fiesta, si voy a la playa es para darme un baño así a lo loco, no para quedarme viendo amanecer. Sobre todo porque estás calada y sólo quieres que nadie te vea xD

      25/10/2013 en 17:46

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s